Como manejar carga suelta o LCL

Dentro del transporte marítimo, se cuentan con dos modalidades de envíos en contenedor: LCL que corresponde a las siglas de less than container load (menos que un contenedor) y FCL que corresponde a las siglas de full container load (contenedor completo).

Un envío LCL implica que la mercancía es menor al espacio de un contenedor, lo que significa que compartiremos el mismo contenedor con varios embarcadores, resultando en una opción versátil para optimizar costos de exportación y/o importación, tener más opciones de salidas semanales, disponibilidad de equipo y espacio y evitar saturación en puerto por situaciones circunstanciales a la carga FCL.

Reservación LCL

Para generar un envío LCL, necesitarás hacer llegar a tu Freight Forwarder: dirección de origen, dirección de destino, número de bultos y/o mercancía a transportar, dimensiones (largo, ancho y alto), peso junto con los siguientes documentos (carta de instrucciones, factura comercial, packing list, en caso de IMO MSDS, DGD, etc). Tomando en cuenta toda esta información el Freight Forwarder te hará llegar la reservación en donde se confirma el espacio y fechas importantes para que tu carga sea transportada (Cierres, ETD y ETA).

Transporte de carga LCL al almacén de consolidación

Este tipo de embarques son enviados normalmente de forma semanal o quincenal, dependiendo del puerto de destino, debido a esto la coordinación en este tipo de envíos es de suma importancia para entregar la mercancía en tiempo y forma.

La consolidación de la carga se genera en un almacén en el puerto de salida.  Lo más habitual es que el Freight Forwarder recolecte la mercancía y se encargue de transportarla hasta el almacén donde se consolidara la carga, pero también tienes la alternativa de entregar la mercancía al almacén que el Freight Forwarder confirme.

Para cualquiera de las opciones, toma en cuenta que la carga debe llegar al almacén con anticipación y con acondicionamiento óptimo. En la mayoría de los casos los almacenes de consolidación se encuentran en el puerto de salida y la fecha límite para entregar la carga en dichos almacenes es habitualmente 7 días antes de la fecha estimada de salida del barco. El periodo de 7 días (promedio) se designa para poder consolidar adecuadamente toda la mercancía (LCL) en el contenedor.

Transporte a puerto

Una vez que la mercancía ha sido consolidada y el contenedor se ha preparado adecuadamente se ingresa a la terminal, aproximadamente 4 días antes de la fecha estimada de salida del barco (ETD). Una vez que el contenedor se encuentra dentro de la terminal, solo resta esperar el ETD para luego ser enviada al puerto de destino.

Transbordo

Si el destino de tu carga no es un puerto principal, tu mercancía podría ser descargada en un puerto de Transbordo. En este lugar, tu mercancía, podría ser consolidada en otro contenedor o esperar para que más mercancía sea consolidada en el contenedor usado en puerto de origen y continuar el viaje hacia su destino final.

Arribo a destino

Una vez que el buque arribe al puerto de destino, el representante del freight forwarder en destino tomará el control y se encargará del despacho aduanal, recolectará el contenedor y lo transportará hasta el almacén de desconsolidación, donde la mercancía se desconsolidará y separará para realizar los envíos pertinentes.

Recepción de las mercancías

El consignatario o la persona encargada de recibir el envío tiene la opción de recolectar la mercancía en el almacén o el agente puede entregar la mercancía en su destino final. En cualquiera de las dos opciones, en este punto la mercancía se entrega en la dirección final.

Puntos interesantes sobre la carga LCL:

  • Una de las ventajas de la carga consolidada (LCL) es el costo, ya que es una fracción del costo de usar un contenedor completo (FCL). Esto significa que usted puede optimizar sus costos enviando mercancías cuando lo necesite, en lugar de tener que esperar la acumulación de mercancías que avalen el uso de un contenedor completo (FCL).
  • Los precios LCL dependen del volumen ó peso de la carga, lo que sea mayor.
  • El acondicionamiento de la mercancía es fundamental para evitar improvistos. Podrías tener que presentar certificados y/o documentación especial, esto dependiendo del tipo de mercancías que envíes, así como del país de origen y/o destino.
  • La fumigación de los pallets de madera es obligatoria y deberán de contar con certificado y marca de fumigación.
  • Es muy importante que se notifique cuando la carga sea o no estibable ya que esto permitirá el manejo y protección adecuados para evitar daños.
  • En caso de que la carga sea IMO, es importante notificarlo desde un inicio; así como hacer llegar el MSDS y DGD de la misma.

Nuestros Ejecutivos cuentan con más de 16 años de experiencia manejando carga desde y hacia diversos puntos del mundo. Mantenemos las mejores prácticas y estándares de la industria y constante comunicación para que su carga llegue a tiempo y en forma a su destino, brindándole la paz mental que se merece.